El Hospital San Juan de Dios reanuda su actividad progresivamente garantizando la seguridad de pacientes y profesionales

La Orden Hospitalaria ha diseñado un protocolo para garantizar la seguridad y protección de todo aquel que acceda al recinto hospitalario teniendo en cuenta los antecedentes y el escenario que se abre con la desescalada

El Hospital San Juan de Dios de Tenerife ha iniciado la reapertura de sus consultas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas, un proceso que se llevará a cabo de manera progresiva y que está diseñado para garantizar la protección de los pacientes, usuarios y profesionales.

El director gerente del centro, Juan Manuel de León, ha explicado que “San Juan de Dios va a reanudar su actividad clínica dando pasos firmes en pos de la protección y seguridad de las personas, tanto de los pacientes, de sus familias como de nuestros profesionales, pues somos un centros con una trayectoria que avala nuestra solvencia y nuestro carácter hospitalario”.

El centro de San Juan de Dios está aplicando una serie de protocolos consensuados por la Orden Hospitalaria para ofrecer garantías de seguridad en todos sus hospitales frente al contagio de la COVID-19 en esta desescalada. De esta forma, se han rediseñado los circuitos asistenciales para reducir el tiempo de permanencia en el centro, agilizando los trámites administrativos, reduciendo el número de consultas presenciales y favoreciendo la consulta telemática por videoconferencia. En urgencias se ha diseñado un circuito diferenciado que permitirá que los pacientes con sospecha de coronavirus sean redirigidos a una sala de espera y consultas diferenciadas.

A su llegada al hospital, los pacientes y familiares disponen de un dispensador de mascarillas, de uso obligatorio durante su estancia en el centro, y gel desinfectante para la higiene de manos, así como numerosa señalética que le recuerda la recomendación de mantener la distancia de seguridad de dos metros en pasillos, salas de espera y mostradores, que además cuentan con mamparas protectoras.

El personal sanitario cuenta con los equipos de protección que mejor se adecúan al tipo de atención que prestan y, en cuanto a la actividad quirúrgica, a los pacientes se les realizará la determinación PCR previamente a ser intervenidos, garantizando las condiciones de seguridad en zonas tan sensibles como los quirófanos.

El director gerente, ha afirmado con rotundidad que el Hospital San Juan de Dios vuelve a poner a disposición de la sociedad tinerfeña todos estos servicios de manera ordenada y segura, después de haber analizado el escenario que deja el virus tras el descenso de contagios. “En San Juan de Dios, en coordinación con la dirección asistencial de todos los centros hemos monitorizado la situación y nos hemos adelantado a la nueva realidad que ya está aquí, que es la de convivir con esta situación de cautela extrema para poder dar respuesta a las múltiples necesidades de todos nuestros pacientes. Hemos trabajado intensamente para ser un centro seguro para todo aquel que acuda, ya sea a trabajar, ya sea para recibir asistencia o para visitar a un familiar”.

El hospital reanuda progresivamente su actividad

Desde el 27 de abril se ha ido retomando la actividad quirúrgica, programando cirugías de pacientes considerados prioritarios según sus circunstancias clínicas. Las consultas externas vuelven a funcionar de manera progresiva para evitar la acumulación de pacientes en estas primeras fases. Para conocer las consultas abiertas y solicitar cita los pacientes pueden llamar al teléfono de cita previa 922 23 55 12. Consultas como las de revisión postquirúrgica, de curas y retirada de puntos se mantienen, como hasta ahora. Las pruebas diagnósticas de radiología, cardiología, digestivo o laboratorio programadas se irán incrementando progresivamente, y las endoscopias digestivas se practicarán bajo estrictas medidas de seguridad.

Por otro lado, servicios como los de Rehabilitación se ponen de nuevo en marcha para el tratamiento de pacientes postquirúrgicos y de accidentes de tráfico. Los pacientes que lo requieran podrán acudir a urgencias, pero el acompañante deberá permanecer en la sala de espera mientras se explore al paciente. En lo relativo al área de hospitalización, desde el próximo lunes 11 de mayo, se permitirá la visita de un acompañante por paciente hospitalizado. Las personas que no puedan acudir a visitar a su familiar, podrán seguir en contacto gracias al servicio de videollamada, que el centro ha instaurado durante este período de confinamiento en los hogares, o bien a través del teléfono 922 64 55 11 y marcando la extensión de la habitación. Los trámites administrativos se podrán realizar de forma no presencial para  evitará desplazamientos innecesarios en estas primeras fases, tanto de forma telefónica (922 23 55 12) como a través del correo electrónico Tenerife@sjd.es

Sección
Centro principal